viernes, 16 de enero de 2015

¿ Y cómo hemos cambiado?

        Hoy estoy un poco nostálgica, he estado viendo con mi hija un programa mítico de Televisión, "Los Payasos de la Tele", y es que a ella le encanta, y yo soy de esa generación que se dejaba la garganta contestando al ¿Cómo están ustedes? Y ahora unos cuantos años más tarde, lo vuelvo hacer.






         Soy de esa generación que cuando había que cambiar la tele, se tenía que levantar y hacerlo con el dedo, al que nunca le faltaban pilas. Y que cuando se estropeaba la Televisión, nos acostábamos antes, pues en pocas casas podías ver dos TV. Tampoco discutíamos por que canal íbamos a ver, sólo teníamos dos opciones "la primera" o la "dos", con suerte en algunas comunidades, contaban con la autonómica.









         Soy de aquella generación que ha conocido todo tipo de "memorias" para el ordenador, utilice algún disket, los cuales dependían de que ordenador tenías eran unos u otros, luego pasamos al CD, el Dvd era lo más, y ahora.... todos con el "pen" Aún tengo por algún rincón los diskets necesarios para instalar el Windows 3.11.



        Y si no los móviles, la de veces que me he ido yo al campo con mis padres, me he quedado a dormir, la de veces que he salido con las amigas, y .... sin móvil... sal ahora de casa sin móvil.. o al menos inténtalo. Recuerdo que era pequeña, estaba en el campo, en una pequeña casa de campo y rodeada de Pinos, y de repente se comenzaron a ver llamas en una montaña de enfrente de nosotros, la gente a kilómetros de distancia, gritando FUEGO, FUEGO, tirar AGUA por aquí...Yo recuerdo que tenía miedo, pues era muy pequeña, mis padres estaban pendientes para ver si bajaba el fuego por la montaña había que salir y... naturalmente... no teníamos móvil, como máximo tarjetas telefónicas para llamar desde una cabina.


        Yo he sido de esa generación que disfruto de los juegos en la calle, la goma, la cuerda, el samborí, la bicicleta..., todo estaba en la calle y jugando juntos, lejos de pensar en una consola o unta tablet. ¿Jugar sólo? ¿Quien quería jugar sólo?






   
    Crecía con dibujos como la Abeja Maya, Willy Fog, Dartacan, Heidy... quien no se acuerda de las trastadas del Pato Donald o de los incansables Tom y Jerry. Dibujos que se repiten una y otra vez en la televisión e incluso en colecciones, a veces pienso que no se a quien van dirigidos si a los padres o a los hijos.

       Yo soy de esa generación que los sábados tocaba una del Oeste, raro era el sábado que no veíamos a los míticos John Wayne, Gary Cooper, James Stewart... cabalgando por el oeste.

      Pasamos de siglo, asustados, algunos programas de ordenador no estaban preparados para cambiar el 1999 por 2000. 

      Y ahora veo películas como el "Informe Pelícano" o "Pretty Woman", y me río de sus ordenadores, y de esos móviles que parecían ladrillos Y es que, aunque no nos demos cuenta, hemos cambiado y mucho.

6 comentarios :

  1. Madre mía que nostalgia me acabas de transmitir con este post. Precioso Silvia. Un abrazo y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. En cuanto he leído la entrada he ido corriendo a enseñársela a mi madre, que sabía que le gustaría, y así ha sido XD se ha puesto nostálgica, y también es de las que se dejaban la voz con el "¿cómo están ustedes?" :)
    Yo no soy de esa generación, pero adoro a la Abeja Maya y Heidi *-*
    Un saludo^^

    ResponderEliminar
  3. Y tanto que hemos cambiado!! pero como me encanta recordar esas cositas =P los dibujos de entonces, los juegos, la tecnología...ays

    ResponderEliminar
  4. Buenas!!! He descubierto tu blog recientemente (creo que fue por el tag de Bloggers Unidos) así que me quedo por aquí de seguidora y te invito a pasarte por el mío cuando quieras. Yo de pequeña era fan de "Los Mosqueperros", la verdad es que las series de ahora no tienen nada que ver con las de antes.

    ResponderEliminar
  5. Que tiempos aquellos!!!!!!! Un beso y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  6. yo tambien jajaja, soy de esta generacion,mi padre me hacia levantarme para cambiar de canal, o sea, que yo era el mando a distancia, jajaja

    ResponderEliminar